Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2013

Será mejor verte partir o será mejor verte sufrir

El tema suena crudo, pero a veces hay  quienes sufren más que otros,

Napito es un joven estudiante de medicina, ya en cuarto año, con un futuro prometedor, sueños inconcluso, una novia, económicamente ni le falta ni le sobra, seguramente esa vida cualquiera desearía tenerla
En una de sus prácticas de su carrera, en el hospital rosales estaban viendo esa materia que se conoce como hematologia, sinceramente no se de que se trata bien, pero esta relacionado con el estudio de la sangre, le correspondía que el se sometería a exámenes, pues entre estudiantes de medicina hay un momento en donde para su aprendizaje se convierten en pacientes.

Napo salió diferente a sus compañeros y los resultados despertaron curiosidad en su catedrático, quien inició estudios avanzados y encontraron el problema, un tipo de leucemia que debía ser atendida en el extranjero, por medio de una fundación se fueron a Estados Unidos le iban a incorporar a un programa que incluía desde trasplante de médula ósea hasta…

Obtuve una sonrisa de el

La insensibilidad es un arte, siempre la menciono porque trato que no se me olvide, que soy diferente por una causa, que en algún momento tendré que desempeñar. Tener sueños, todos tenemos unos más lejanos que otros, pero a veces son nuestras cosa, nuestras responsabilidades las que nos importan mas que otras personas que están en una condición vulnerable.
Debo admitir, que llevar ya casi seis años en esto que es vivir atado a una maquina, trato de pensar en lo dichosa que soy, en lo bendita que Dios es cierto no me dio unos riñones fuertes pero me dio un corazón, un cerebro y me permite ser más normal que los normales. No hace mucho fui ejemplo para un joven, una madre con una sonrisa le decía a su hijo que yo trabajaba y duro y que estaba igual de joven que él, supongo que era la forma de decirle hijo no se venza, pese a que su madre lo acompañaba a las hemodiálisis y le ponía su cobijita, y su lonchera se despedía de ella en la puerta porque no quería perder su autonomía e independenc…